Cuando el invierno azota en España es momento de tomar cierto tipo de previsiones, entre éstas se encuentra el tema de la conducción. Un aspecto muy importante a tomar en cuenta, porque está en juego la vida. Por ello, en eta oportunidad compartiremos con vosotros una serie de consejos para conducir en temporada de invierno, relacionados con los neumáticos especiales necesarios en las condiciones que el invierno trae consigo.

El invierno llega a España aproximadamente entre el periodo comprendido del 21 de diciembre hasta el mes de marzo. Y cuando llega este periodo la conducción se torna en una situación difícil, por lo que, se necesita un tipo de neumático especial para tener mucho más seguridad al momento de salir a la calle en tu coche.

Ciertamente son neumáticos que para aquellos que su situación económica no es favorable son difíciles de acceder. De igual modo, si se carece de espacio para su almacenamiento puede ser problemático. Pero en esta oportunidad, os vamos a dar algunas orientaciones para saber cuáles son y para qué sirven los neumáticos de invierno.

Qué son los neumáticos de invierno

Los neumáticos de invierno se recomiendan sobre todo para lo que se conoce como “carreteras negras”, las cuales son vías en las que, aun cuando no se pueda apreciar nieve o hielo por varios meses, igualmente significan para la conducción, condiciones meteorológicas difíciles como temperaturas muy bajas.

Muchas personas dirán que en España, en las zonas de las islas o en las zonas de costa no es necesario el uso de este tipo de neumáticos y puede ser cierto, el problema en si está en el resto de lugares del país. Para tales zonas, estos neumáticos de invierno están especialmente ideados.

Su diseño incluye una clase de goma específica y están marcados con un dibujo particular, totalmente destinado para el uso frecuente en regiones que presentan bajas temperaturas.
Existiendo la presencia de lluvia constante, nieve o el conocido hielo negro.

El uso de esta clase de neumáticos es obligatorio en los países que se encuentran al norte de Europa. Así como, en las regiones más frías de Norteamérica o Rusia. Como ya se mencionó, son neumáticos con gomas que presentan un diseño distinto al habitual.

Así pues, se pueden observar en estos, surcos más anchos que los regulares y una mayor profundidad, con pliegues a los laterales que permiten tener un mejor agarre en nieve y lluvia. Los materiales con los cuales están elaborados, permite evitar el endurecimiento de la goma cuando hay bajas temperaturas.

Neumáticos de invierno en España

El uso de neumáticos de invierno es ciertamente la solución para conducir sobre nieve, hielo o asfalto frío. Y son un requerimiento obligado en varios países. Sin embargo, hay ciertas limitaciones importantes. Sobre todo en el caso de España, por ejemplo:

  • El tener dos juegos de ruedas totalmente operativos; uno para uso en época de verano y otro para invierno, implica que anualmente, deban cambiarse según la época del año en que nos encontremos. Representando una inversión de dinero y de espacio. Aunque una ganancia en cuanto a seguridad familiar se refiere.
  • No solo es importante estar atentos al cambio de neumáticos convencionales a los especiales para invierno, sino también viceversa. Debe hacerse el cambio de las ruedas de invierno cuando nos encontramos en verano prontamente, porque con temperaturas que están por encima de los 7 grados estos se desgastan rápidamente. Además, la adherencia disminuye considerablemente si se compara con un neumático destinado para uso de verano, aunque el nivel de seguridad es aceptable aun es dichas condiciones.
  • Los neumáticos de invierno pueden representar un costo entre un 10% y un 20% más elevado que los regulares. Pero bien valen su costo, al proporcionar un nivel de seguridad más alto en las estaciones más frías.
  • En el caso de España existe otro problema y consiste en la falta de compromiso y de cuidado que se le da al coche por parte de la mayoría de usuarios. A pesar de que deben chequear la presión de los neumáticos al menos una vez cada 15 días, existen muchos dueños de vehículos que nunca han chequeado la presión de sus ruedas. Por ende, cerca del 40% de los vehículos circulan con los neumáticos en mal estado.

Siendo difícil que las personas quieran tener, pagar y mantener dos tipos de neumáticos.
Las ventajas que brindan los neumáticos de invierno al momento de conducir un coche sobre suelo nevado son innegables. Por lo que, es importante hacer esta buena inversión y no arriesgar tu bienestar y el de tu familia con neumáticos inapropiados.